viernes, 15 de enero de 2010

100115.028 - Avatar (James Cameron, 2009)






Vuelvo. Después del año nuevo, los reyes, las comidas-cenas de navidad atrasadas, de luchar con mis virus en la cama y con los del ordenador en la pantalla, vuelvo. Y lo hago de la mejor forma: yendo al cine. Hoy, por fin, había butacas libres de aglomeración para poder disfrutar del tan nombrado Avatar.


Una sorpresa muy grata. Esto es lo que me ha producido Avatar y como mejor podría definirla: como una grata sorpresa. La verdad es que me esperaba una historia más bien mediocre llena de buenos efectos especiales. Con estas expectativas entré anoche al cine: para ver una película en 3D que me hiciera disfrutar visualmente aunque la historia que me contaran no me fuera a decir mucho (debido, quizás, a mis prejuicios sobre las superproducciones y la ciencia-ficción que poco a poco intento eliminar). Muy equivocada estaba yo. A pesar de lo larga que es la película no tuve que mirarme el reloj ni una sola vez ni tampoco di mil vueltas en el asiento buscando la postura adecuada. Quizás sólo al final del film desee que se muriera de una vez por todas el malo malísimo pero, por lo demás, la grandeza visual de la película complementó perfectamente a la trama dando lugar a un espectáculo más que recomendable.


Lo que más destaca, claro está, son las innovadoras tecnologías con las que se ha realizado la película, con un 40% de imágenes reales y un 60% de síntesis entre la denominada Fusion 3D, una cámara especial que incorpora dos objetivos HD y el uso de la tecnología de ‘motion capture’. Y ese 60% es increíble. El 3D y los maravillosos diseños de la selva que habitan los ‘Na’vi’ te hacen adentrarte en un mundo fantástico lleno de belleza, donde el respeto y el equilibrio entre las personas y la naturaleza es la base de la vida.


También es cierto que la armonía que tan bien consigue James Cameron entre el interés de la historia y los apabullantes efectos digitales durante casi todo el film decae notablemente en la última media hora. Aún así, la belleza de las imágenes conseguidas durante todo la película le dejan a uno con la boca abierta y con muy buen sabor de boca al salir del cine.


La wikipedia dice:


Este post recomendó:
Avatar de James Cameron (2009, USA)


4 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Para mi también ha sido una gratísima sorpresa, ya que acudí a verla con ciertas reservas y acabé fascinado por la magia que desprende y la profundidad de la imagen. ¿Que se parece a cientos de películas?, pues sí, pero no me di ni cuenta mientras la vi, sólo sabía que estaba fascinado ante lo que mis ojos veían. Una maravilla.
Saludos

Casi un Dios dijo...

si... yo tambien me llevé una gran sorpresa cuando fui con mi novia y mi hermano el domingo a verla y sin duda me mostraba esceptico y renuente a verla pero terminé incluso más fascinado que ellos que tenian el deseo de verla... que tengas buen fin de semana. un placer leerte

Jorge Luis Burroughs dijo...

Si, de lo mejor que ha dado hollywood en estos años. Es curioso como una pelicula que se hace con las herramientas y el dinero imperialista, de un mensaje tan crítico a la intervención y la masacre cultural que ha llevado a cabo estados unidos. Un deleite visual, un mensaje crítico pero accesible, evocaciones a otros grandes clásicos... qué más se puede pedir.

Saludos y gracias por tus comentarios.

nicola dijo...

jajja! no quise leer más este posteo, solo el principio, quiero ver la peli y no quiero leer nada de nadie. solo quiero verla y ya !!!

gracias por tu comentario,
me gusta que te guste : )

todo ha sido obra de una musa inspiradora, escribí tanto que ya creo estar enamorado de mi musa, y eso es muy peligroso pero grato a la vez, ......

no paro de escribir!
jaja

besos argentinos inma!