domingo, 15 de noviembre de 2009

091115.007 - Mulholland Drive (David Lynch, 2001)




¿Qué pasaría si, cuando llegas a Los Ángeles con la ilusión de convertirte en una gran actriz, dejas alucinados a todos los que te hacen tu primer casting, un director de cine te mira encandilado y te enamoras de una misteriosa chica que no recuerda nada de su vida por culpa de un accidente de coche pero que te corresponde y se deja ayudar por ti?

¿Qué pasaría si, en vez de eso, cuando llegas a Los Ángeles llena de ilusión, te enamoras y comienzas una relación con una deslumbrante actriz que te hace sombra en todos los casting, te deja en evidencia delante de todo el mundo al anunciar que se va a casar con un director de cine y, entonces, decides contratar a un asesino a sueldo que se deshace de ella sumiéndote en una depresión tal que acabas pegándote un tiro en la cabeza?

Ese, desde mi punto de vista, viene a ser el resumen de esta peculiar película que no deja a nadie indiferente. Cuando terminas de ver Mulholland Drive te quedas con la boca abierta como diciendo, ¿qué acabo de ver? Y entonces te pones como un loco a buscar en internet teorías y más teoría sobre este espectacular film. David Lynch consigue sumirnos en una atmósfera de tensión, misterio y confusión como no demasiados directores saben hacer. Con su siguiente película, Island Empire, esto se le ha ido un poco de las manos, pero eso ya es otro post.

Mulholland Drive: un film altamente recomendable para mentes inquietas e inconformistas a las que les gusta el riesgo y darle vueltas al coco.






Justo cuando estaba preparando esta entrada, llegó a mis manos una entrevista a David Lynch, un singular maestro del cine, un artista impredecible y peculiar. Practica la Meditación Trascendental, de donde probablemente saca la inmensa mayoría de sus ideas, y toma una media de 15 cafés al día. En esta ocasión nos habla del proceso de gestación de las ideas, de su próxima película y de otros pareceres personales. Les dejó aquí un par de citas y la entrevista completa en viceland.com (3 páginas).

¿Qué método usas para conservar las ideas?
Las escribo en pedazos de papel y las meto en una caja. Tengo una caja de ideas. De vez en cuando la abro y una idea se me aparece como un tesoro. Entonces empiezo a pensar en ella y, ya sabes, donde está la atención es donde nace la vida. La atención reconcentrada tiene cualidades mágicas. La idea cobra vida y puede ponerse a nadar con otras ideas, como pececillos. Y entonces algo nuevo emerge.

¿Cómo le llamas al lugar dónde surgen las ideas? ¿El subconsciente?
No. Todo, todo, surge del campo unificado. Es un océano de conciencia pura. Es trascendental. Hoy en día la física cuántica dice que todo lo que es algo ha surgido de este campo. Siempre están naciendo y creciendo cosas nuevas. Así que una idea surgirá, pero no conocerás esa idea hasta que entre en tu mente consciente. Eso sí, si expandes tu consciente y puedes atrapar ideas a niveles más y más profundos, tendrán más información y energía. Además, ¡cuanto más entiendes las cosas, más hay por entender!


La wikipedia dice:







Este post recomendó:
Mulholland Drive de David Lynch (2001, USA-Fr.)

2 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

David Lynch es un genio (aunque con Inland Empire aún no se que pensar, que la he visto tres veces y sigo sin saber muy bien qué nos quiere contar y si me gusta lo que me cuenta, pero bueno, eso es otro tema). Esta, junto a Carretera Perdida, son mis dos obras preferidas suyas de la última época. Mi teoría sobre el onírico y sugerente film no va muy desencaminada de la tuya.
Saludos

MucipA dijo...

Apuntada queda también esta película de Lynch.
Muy interesante la entrevista. Ah! Os tengo que dejar, que voy a conseguir una caja para meter mis ideas...
Saludos